Esculpida por picos verde musgo que apuntan al cielo y rodeada de vívidas lagunas color turquesa, la sensual Polinesia Francesa es un lugar ideal para relajarse y empaparse de la elegancia.

Una buena idea es ascender un valle entre cascadas, darle al kayak en una laguna color turquesa o hacer una inmersión entre tiburones. Así, mientras los resorts se llevan la palma, los grandes desconocidos del país son sus incontables pensiones familiares, que abarcan desde maltrechas habitaciones hasta lujosos bungalows de estilo boutique en islotes privados.


Desde las inmensas lagunas de los atolones de las Tuamotu hasta las culturalmente ricas islas Marquesas y los paisajes de montaña de las islas de la Sociedad (Tahití, Moorea, Raiatea, Tahaa, Bora Bora y Maupiti), las 118 islas que componen la Polinesia Francesa auguran suficientes sorpresas y diversidad para más de un viaje.





Nuestros Partners

Contamos con las mejores alianzas comerciales para brindarte el mejor servicio.