En su fantástica aventura por Brasil, el viajero encontrará islas tropicales, selvas exuberantes, ciudades maravillosas y playas dignas de postal.


Resulta complicado no enamorarse de Brasil por la música, las playas, la naturaleza y, sobre todo, la gente. Río de Janeiro es una de mis ciudades favoritas: nunca me canso de contemplar la puesta de sol desde la playa de Arpoador, bailar samba en Lapa o deambular por las calles de Santa Teresa, que parece más bien un pueblo. Pero Río solo es el comienzo del sinfín de maravillas que ofrece Brasil. Conservo hermosos recuerdos como observar la naturaleza (en especial, en el Pantanal y en la Amazonia), hacer amigos en pueblos recónditos y descubrir a músicos increíbles en los lugares más inesperados.




Nuestros Partners

Contamos con las mejores alianzas comerciales para brindarte el mejor servicio.