Ámsterdam

Tailandia

Beijing

Egipto

Madrid

Destinos

Singapur

Modernísima ciudad de increíbles hoteles con los bufet de desayunos mas impresionantes jamás vistos, compras de lujo, esta ciudad, isla y nación a la vez es un “must” a visitar en todo recorrido por el sureste asiático.

Myanmar

Pocos países mantienen sus costumbres como Myanmar, basta visitar la mágica Bagan y sobrevolar el valle para quedar fascinados por las vistas de las estupas. Yangon con sus pagodas de oro, los mercados y tradiciones lo dejaran sin habla.

China

Con una gran riqueza cultural y culinaria, imposible verlo todo, con Beijing, la Gran Muralla, Shanghai, Guilin y X’ian se puede captar una buena idea del gigante asiático que en los últimos 25 años multiplico por cuatro su economía y ha llevado a cabo el mayor proceso de urbanización en la historia.

Laos

El país del millón de elefantes es hoy en día uno de los destinos más hermosos y desconocidos. Los encantos de Luang Prabang van mas allá de su emplazamiento sobre el Río Mekong.

Camboya

Conozca Angkor, el tesoro escondido en medio de la selva, viaje en barco por el río Tonle Sap hasta la capital Phnom Penh.

Sri Lanka

La esmeralda del Índico. Verde y extremadamente fértil esta isla de gran naturaleza, llena de plantaciones de té con su gente de rasgos tan característicos los dejara fascinados. Hermosas playas y la encantadora Kandy donde se guarda una reliquia de Buda es lo que ofrece la antigua Ceilán. Una escala ideal antes o después de viajar a Maldivas.

Japón

Templos con techos de oro con una simplicidad natural, santuarios donde se respira un aire de tranquilidad y jardines cuyo refinamiento es absoluto. A no perderse los cerezos en flor durante la primavera. La rigidez y refinada educación de los japoneses en algo que destaca por sobre toda la experiencia.

Tailandia

De la vanguardista Bangkok con templos, paseos por el río, lujosas tiendas y mercadillos nocturnos a la tradicional Chiang Mai y Chiang Rai, paseos en lomo de elefante e islas paradisiacas como Phi Phi o Ko Samui con increíbles playas y excelentes hoteles es lo que encontrara en Tailandia. Y la dulce actitud y sonrisas de su gente los dejará encantados de haber venido.

Vietnam

Antes asociado a una guerra, este hermoso país combina tradiciones, hermosa arquitectura colonial francesa, modernidad. El caos de Hanoi con maravillosas oportunidades de compras y Saigon (Ho Chi Minh) son dignas de disfrutarse y saborear la deliciosa comida local. Varias playas y la impresionante Bahía de Halong son otros de sus muchos atractivos. Los paisajes de un verde interminable los distingue de otros por sus habitantes con el típico sombrero cónico que portan.

Islas Maldivas

Con la forma de un collar de perlas, este archipiélago es un paraíso en la tierra. Las dos mil islas rodeadas de arena blanca y suave como talco son ideales para descansar y bucear para ver algunos arrecifes del Índico. El lujo de sus hoteles fascina a los viajeros.

India

Los grandes contrastes y sus costumbres hacen de la India uno de los destinos mas atractivos para aquellos que quieren comprender la espiritualidad del pueblo traducida a felicidad. El gran exotismo de su gente, los colores y lugares nos lleva a una experiencia de vida.

Indonesia

Con 17 mil islas, aquí se junta la tradición islámica con el entorno de selva, arrecifes de coral, templos por doquier, los típicos arrozales son los atractivos que nos llevan a Bali, y a la isla de Java donde esta Borobudur, un imprescindible.

Chile

Desierto, valles fértiles e inmensos glaciares con su maravillosa capital, Santiago

Perú

Recorrer el Perú es descubrir mundos con paisajes, sonidos, colores y sabores propios. Viaja a través del tiempo por civilizaciones milenarias y comparte con los peruanos su gran herencia cultural

Panamá

MUCHO MÁS QUE UN CANAL Dividió un océano y unió dos continentes. Te invitamos a descubrir la belleza de sus paisajes, su rica cultura y un sinfín de actividades turísticas que están a tu alcance

Uruguay

Para descubrir las joyas con las que este pequeño país cuenta, fiel reflejo de su privilegiada naturaleza, no debemos más que aventurarnos a la frescura de la brisa acariciándonos el rostro, sumando a esto el espectáculo de sus bellos paisajes.